Yo soy de Galilea


Galilea, también llamada “Galilea de los gentiles” es un territorio que en Palestina cuyo nombre significa “redondez” “anillo” “círculo”, que a la verdad nada tiene que ver con el evento que lo hizo famoso, como todos saben, que el Señor Jesús pasara la gran mayoría de su ministerio en esta región. Según la historia de los Reyes, Salomón le regaló parte de estas tierras al Rey Hiram, y éste al verlas no le gustaron y les puso por nombre Cabul (“como nada”) (1Ki 9:11). Así que Galilea no era precisamente lo más parecido al huerto del Edén.

Podemos ver que el profeta Isaías ya había profetizado de esto, como lo cita Mateo:

Mat 4:15, 16  Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, / Camino del mar,  al otro lado del Jordán,  / Galilea de los gentiles; / El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz;  /  Y a los asentados en región de sombra de muerte,  / Luz les resplandeció.

(Texto que proviene de Isaías 9:1-2).

Ubicación de Galilea respectoa Jerusalén

En esta profecía, vemos que se describe a Galilea en Tierra de Zabulón y de Neftalí, y como un pueblo asentado en tinieblas y en sombra de muerte. Esto lo decía, porque debido a la localización geográfica de éstas tribus, Galilea estaba muy alejada hacia el norte

 de Jerusalén, en los días de Jesucristo. Y siendo Jerusalén el centro de la actividad religiosa, los Galileos estaban muy distantes de su influencia directa.

Tenemos que recordar también  que 10 tribus de Israel se dividieron de Benjamín y Judá, para formar el reino de Israel,  y durante 400 años estuvieron bajo la influencia de idolatrías y pecados varios, por lo que el Señor los castigó permitiendo que el rey de Asiria Tiglat-Peleser los llevara cautivos (2Re 15:29).

En su lugar, el rey de Asiria envió personas de sus tierras, para que habitaran a Israel, pero éstas personas eran más idólatras que los Israelitas, y ya no pertenecían a ninguna de sus tribus (2Re 17:24). Así pues, los territorios del norte fueron ocupados por una mezcla entre los hebreos que escaparon del cautiverio, que se relacionaron con los demás pueblos. Y el territorio en donde más existía esta especie de mestizaje era precisamente ¿Adivinen? En Galilea (por eso “Galilea de los gentiles”).

Así pues, cuando los Judío (los de la tribu de Judá) regresaron a Jerusalén se alejaron de las demás tribus para no mezclarse con ellas, como nos los muestra el libro de Esdras (Esd 10:2-3). Así pues, se creó un sentimiento de repudio para con los demás habitantes de Israel, primeramente con los samaritanos (porque la capital del reino del norte estaba en Samaria) y después para con los demás.

Con relación a Galilea, luego de que Israel fuera conquistada por los romanos, se convirtió en un lugar “de paso” por estar en la ruta comercial entre Egipto y el resto del imperio. Así, Galilea tenía más influencia de los exteriores que de Jerusalén, siendo los Galileos considerados como israelitas “perdidos” en sus propias tradiciones. De hecho, hasta hablaban mal el idioma arameo, por eso cuando acusan a Pedro en el patio del Sumo sacerdote, lo primero que lo delata es su forma de hablar (Mar 14:70). También podemos ver la manera despectiva en que Natanael habla cuando expresa: “¿De Nazaret puede salir algo de bueno?” (Jua 1:46), porque Nazaret estaba en Galilea.

También vemos lo que le respondió el Sanedrín a Nicodemo cuando trató de defender a Jesús en Juan 7:52: Respondieron y le dijeron: ¿Eres tú también galileo?  Escudriña y ve que de Galilea nunca se ha levantado profeta.

Y efectivamente, en Galilea no se había levantado nada de bueno, ni profeta, ni juez, ni rey, ni gobernante, ya de perdida ni un malvado. Tal parecía que Galilea no existiera en la historia de Israel sólo para ser recordada “como nada”.

Pero ¡Oh sorpresa!… Vemos a un Cristo, al Mesías, a un Rey Libertador, Padre Eterno, Principe de Paz  saliendo de entre sus filas  en la figura de Jesús de Nazaret. Ciertamente nadie se lo hubiera imaginado, a nadie se le hubiera ocurrido. Todos los judíos estaban tan seguros que tenía que venir de Belén, en carruaje, con vestidos de gala y una espada como un heredero de David; que nadie hizo caso a la profecía de Isaías de que vendría del sitio menor esperado, de Galilea; con un manto de una sola pieza, predicando del amor al prójimo, con su muerte por delante para salvar a la humanidad.

¡Qué grande es nuestro Dios!

Esto me ha impresionado del Señor, que no se ajusta a ningún esquema humano, que siempre rompe con la soberbia del hombre, que se glorifica en dar una respuesta de la manera menos esperada, para que los hombres sepan que dicha respuesta proviene de Él.

Si eres nuevo en el evangelio seguramente encontrarás muchas críticas, pues las personas te juzgarán pesándote con la medida de tus pecados pasados, y no creerán que en verdad exista en ti un cambio verdadero. Dirán que sólo es momentáneo y pasajero, que no eres más que el mismo de siempre, pero ahora con una máscara de santidad.

Te dirán: ¿Puede algo bueno salir de ti?… Y cuando eso suceda, recuerda que no importa los errores cometidos, no importa cuán manchado hayas estado del lodo del pecado, Cristo puede salir de ti.

Piensa, si vinieras de una ciudad santa como Jerusalén y no desde una malvada como Galilea… ¿Cómo se glorificaría el Señor?

Así pues yo soy de Galilea, y Cristo brilla en mí.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , ,

6 pensamientos en “Yo soy de Galilea

  1. Muy bueno el artículo, aclara cosas importantes, también yo quiero compartir algo que aprendí en la Biblia, El libro de Jonás escrito por Jonás no es el único lugar donde aparece Jonás, también en 2 de Reyes 14:25 escrito por el profeta Jeremías, ya se hae mensión de Jonás quien ya era profeta en tiempos del rey Jeroboán ii que era malvado, y por qué es relevante?. Porque era de Gat héfer en Galilea de las naciones que quedaba a unos 4 kilometros de Nazaret o sea que Dios levantó 2 profetas de Galilea y Jonás fue mencionado por Jesús y al estar 3 dias en el vientre del gran pez, prefiguró los 3 días que Jesús estuvo en el vientre de la tierra muerto e igual que Jonás, fue salvado por el padre y lo que comentaron los fariseios que nada bueno puede salir de Galilea indica que eran ignorantes de su historia y de sus profecías

  2. Johnny dice:

    Me siento muy agradecido por este siguiente material, cuidate y que Dios siga bendiéndote.
    Gracias.
    Johnny condezo.

  3. Mildred dice:

    Gracias a Dios por lo que nos revela en su palabra. Para siempre es su misericordia.

  4. victor ochoa dice:

    Bendiciones a todos y cada uno de ustedes,
    por ese gran esfuerzo que hacen,para orientarnos y enriquesernos con la palabra de Dios,que el Señor jesucristo les suga dando más y más sabiduria.Amén.

  5. victor ochoa dice:

    Me gusta el comentario sobre la apertura de jesus en su ministerio en galilea ,y la manera muy eficiente ,entendible y destacada ,para darnos una firme orientacion ,gracias Dios lis bendiga.,atte Victor ochoa.

  6. Rene´Muñoz dice:

    Muy buena la ilustración y desarrollo sobre Galilea, un muy buen artículo
    Era algo que andaba buscando.

    Gracias hermnos, que Dios los bendiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: