El derrotado


derrotadoLa paz pareciera una utopía en la vida contemporánea. No me refiero solamente a la paz mundial la cual casi siempre está relacionada con la situación de nuestros hermanos de Medio Oriente, sino también de lo que ocurre día a día en nuestra vida.

Los diversos pensamientos que constantemente se divulgan a través de los medios electrónicos como éste, crean un ambiente en el que pareciera que todos tienen un camino que seguir, pero pareciera que nadie sabe en verdad a dónde va.

La verdad absoluta no pareciera existir, y el hombre trata siempre con buenas intenciones de hacer un mundo mejor para los postreros, pero por una extraña razón no pareciera que lograra algo en verdad.

Les contaré que durante un periodo muy oscuro de mi vida me sentí decepcionado viendo que todos los esfuerzos por conseguir algo para bien, eran inútiles. Primero porque al haber miles de modos de pensar no sabía hacia cuál refugiarme. Entendí que al seguir a uno de ellos sólo “por seguirlo” lo haría solo por el miedo de mantenerme sin una identidad y no por una convicción de que ese fuese el modo verdadero de proceder. Critiqué mucho a los religiosos fanáticos, a los científicos indolentes, a los filósofos improductivos, a los grupos agresivos, y a todos los grupos yo les ponía un adjetivo por cuanto en todos yo veía errores y contradicciones. No me daba cuenta, que el hombre no es más que polvo, y que cada uno no puede caminar más adelante de lo que miran sus ojos.

Así pues, caí en una terrible depresión por cuanto nada era definido, todo era subjetivo, cada cosas era relatada desde un punto de vista distinto a pesar de tratarse de una misma realidad. Descubrí que aún la historia era contada por el que ganaba la batalla, y no importando cuántos inocentes haya matado para lograr la victoria, aún en las páginas de los libros iba a decir que con justicia habían ganado los que tenían la razón, y los derrotados, eran los tiranos que no la tenían (por algo habían perdido).

Los detalles de mi conversión son más chuscos que dramáticos, pero lo relevante es que cuando acepté lo que yo pensaba no era cierto: Que Dios existía, y que en caso de que existiera no estaba tan cerca de mí; fue cuando descubrí lo más importante: Que yo, al igual que los hombres a los cuales mis ojos miraban, estaba equivocado (quizás hasta peor); y que en Dios, que es invisible y ajeno a toda maleabilidad por parte del hombre, es la Roca segura desde la que podía comenzar a redescubrir el mundo que me rodeaba. Es el modo en que ahora puedo verlo.

¿Fue fácil para mí destruir mi orgullo? Créemelo, no lo fue. Mi carne lloraba, pero mi espíritu reía el día en que me arrodillé ante algo invisible y oré como si hablara al viento, y de inmediato supe que mi oración llegaba a los oídos de Alguien más cierto de lo que jamás seré.

Al conocer las Escrituras y reconocerlas como infalibles, pude encontrar un punto de sustento que es estable, por el simple hecho de que no tiene una tendencia humana de por medio, sino que la mente de Dios es perfecta y Verdadera, su sabiduría irreprensible y sus juicios ciertos. Más aún, fue impresionante ver cómo Dios mismo me enseño cómo las Palabras de su Libro saltaron hacia mi vida y actuaron de manera directa y personal, y que hasta ahora cada día me sorprende con su influencia.

Veo pues, que la paz solamente es utópica  para el hombre, pero que es muy posible para Dios (Mar 10:27). La paz tal como lo describe su Palabra es tan cierta como la claudicación del ejército que luchaba en mi interior. He sido vencido, pero he ganado; he sido derrotado, pero soy un triunfador.

Para obtener la paz mundial es necesario que todos creamos en lo mismo. La mente de Dios es mejor que la de cualquier humano que busca por sus propios medios encontrar tener la razón… sólo falta creer que Él la tiene y ver su victoria la cual es perfecta, al grado, que esto lo está escribiendo el derrotado en la batalla.

Dios los bendiga

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: