Los enemigos de Israel (parte 1)


 

Cuando comencé a estudiar el Antiguo Testamento me me propuse entender lo mejor posible lo que estaba leyendo. Tomé un diccionario, me imprimí unos mapas y comencé a leer. A la verdad me ha funcionado (de entrada se lo recomiendo), pero todo lo que se puede aprender de ese libro es inmenso.
Lo que de veras me sirvió mucho fue saber las regiones de Israel y sus alrededores, pues en ellos estaban los enemigos de Israel (hasta la fecha, de hecho) y así podía imaginar, mientras leía, de dónde provenía cada uno. Por eso hoy les voy a compartir sobre los enemigos físicos de Israel (los espirituales los dejaremos para otra ocasión).

mapa de Palestina

Mapa de referencia durante el periodo de los reyes

Edomitas:

 

Esaú es Edom (Gen 36:8). Para quienes no sepan quien es Esaú, él fue el hermano mayor de Jacob (posteriormente llamado Israel, padre de los Israelitas). Esaú vendió su primogenitura a su hermano menor por una plato de una comida de color roja (Gen 25:32-33)

Jacob huyó de su hermano temiendo que lo matara, pero posteriormente se reconciliaron (Gen 33:4). Los años pasaron y de ambos nacieron el pueblo de Israel y el pueblo de Edom respectivamente, pero por alguna extraña razón no se llevaron muy bien (Amo 1:11). El pueblo de Edom tuvo la oportunidad de ayudar al pueblo de Israel cuando éstos huían de Egipto, pero en lugar de eso, los rechazaron y no les permitieron que pasaran por su tierra, en los tiempos del Éxodo (Núm 20:18).

El pueblo de Edom (que significa “rojo”) estaba situado en el Monte de Seir, al Sur del Mar Salado (Mar Muerto). Su capital era Sela.

 

Madianitas: Madián  fue hijo del patriarca Abraham, pero su madre no fue Sara sino su otra esposa Cetura (Gén 25:2). La tierra de Madián es recordado por dos eventos importantes: El primero, fue cuando Moisés huyó de Egipto tras matar a un egipcio, se refugió en Madián donde conoció a su esposa Séfora y a su suegro Jetro, que era el sacerdote (Éxo 3:1). El otro evento fue cuando en los tiempos de los Jueces, Gedeón derrotó a un gran ejército madianita con sólo 300 hombres (Jue 7:22).

Madián siempre fue una molestia para la paz de Israel, pero no tanto como los demás enemigos. Nunca tuvieron un lugar estable, eran personas del desierto, por lo que sus intervenciones contra Israel fueron más bien de pillaje.

Moabitas: Tanto Moab como Amón tienen un mismo origen, ambos provienen de una relación incestuosa de Lot con sus hijas (Gén 19:37). Lot era un buen hombre, sobrino de Abraham (Gén 11:31), pero no tuvo la más brillante idea por cuanto se fue a vivir cerca de Sodoma y de Gomorra (Gén 13:10). Cuando el Señor decidió destruir estas ciudades por sus muchos pecados (el más obvio, la homosexualidad) Lot salió huyendo avisado por los ángeles (Gén 19:15) y se refugió en un monte cerca de Zoar y allí, embriagándolo, sus hijas se acostaron con él y concibieron a Moab (padre de los moabitas) y a Ben-ammi (padre de los amonitas).

Moab se hallaba al noreste del Mar Salado, y fue en sus campos donde Moisés hizo el segundo censo cuando el Éxodo había terminado y desde donde el pueblo se preparó para conquistar la tierra prometida. Allí murió Moisés por cuanto el Señor no le concedió entrar en la tierra prometida (Deu 34:5).

El más grande peligro de Moab no fueron tanto sus campañas militares contra Israel, sino su influencia idolátrica en contra de la religión verdadera (Nm. 25:1-2; 1Re 11:7; Os. 9.10). Sin embargo, podemos ver a favor de Moab, que Rut era moabita y que fue refugio para los padres de David en su exilio. Los moabitas atacaron muchas veces al pueblo durante el periodo de los Reyes (1Sa 12:9; 2Re 1:1)

Amonitas: Como ya dije, provienen de Ben-ammi, hijo de Lot. Fueron considerados por lo tanto “hermanos de Israel” y el Señor les prohibió a los israelitas conquistar sus tierras (Deu 2:19). Sin embargo, tanto Madián, Moab y Amón se unieron para contratar a Balaam hijo de Beor para que maldijera al pueblo de Israel en el desierto. Esto les costó que tanto Moab como Amón no les fuera permitido entrar en la congregación de Israel (Deu 23:3-4) y perdieran esos privilegios. Por eso es que Jefté enfrentó a los amonitas cruzando todo Israel y los derrotó en su propia tierra (Jue 11:29).

Su ciudad principal era Rabá, y su ubicación era al Este de la tierra de Galaad (la tierra de Galaad es el territorio de Israel que está al Este del río Jordán, donde se establecieron los rubenitas, los Gaditas y la media tribu de Manasés que no pasaron el río Jordán). Los amonitas tuvieron muchos enfrentamientos contra Israel y fueron derrotados por Joab (general de David), fue precisamente durante esta guerra que David adulteró con Betsabé mientras Urías peleaba contra Amón (como dato extra).

Filisteos: Los filisteos provienen de Casluhim, hijo de Mizraim, hijo de Cam (Gén 10:14). Su localización geográfica estaba al Oeste de Israel, sobre el litoral del Mar Grande (Mar Mediterráneo). Tenía 5 ciudades importantes Asdod, Ascalón, Gat, Ecrón y Gaza (la actual franja de Gaza que tanto pelean los palestinos).

Los filisteos han sido los representantes de los enemigos “locales” de los israelitas. Abraham e Isaac tuvieron relaciones con reyes filisteos en Gerar (Gen 20:1; Gen 26:1). Durante el período de los Jueces se muestran como los principales enemigos de Israel, muchas veces utilizados por Dios mismo para corregir a su pueblo, aunque también dice el libro de Jueces que los dejó sobre la tierra “solamente para que el linaje de los hijos de Israel conociese la guerra” (Jue 3:2). Vemos las hazañas de Samgar (Jue 3:33) y de Sansón (Jue 16:30) como un triunfo sobre ésta nación, pero no la derrotaron. Sino que aún, los filisteos lograron tomar el arca del pacto y llevarla a sus territorios, para luego devolverla (1Sa 5:2,7).

Fue durante el período de los Reyes cuando comenzó el pueblo de Israel a alzarse  sobre los hijos de Casluhim. Primero con la derrota de su paladín Goliat a manos de David (1Sa 17:51), y así victoria tras victoria, David fue derrotándolos hasta que se hizo famoso. Pero bueno, para los fines de este escrito no es necesario ahondar más en su historia.

Fenicios: Su nombre como “Fenicia” no se da sino hasta el Nuevo Testamento (Hch 11:19), pero en los textos veterotestamentarios (del AT), se mencionan siempre como “Tiro y Sidón”. Estas ciudades estaban localizadas también a las orillas del Mar Grande, al norte del territorio filisteo y al noroeste de Israel. Se caracterizaban como mercaderes y buenos navegantes.

Sidón fue el primogénito de Canaán, hijo de Cam, hijo de Noé (Gén 10:15), de Tiro no se conoce su origen dentro de las páginas de la Biblia, aunque la historia secular tiene mucho que decir. A diferencia de las demás naciones, no se declararon abiertamente enemigos de Israel, sino que durante algunos periodos fueron sus aliados comerciales, sobre todo en los reinos de David y Salomón debido a que Hiram, rey de Tiro, era amigo de David (2Sa 5:11; 1Re 7:13).

Sarepta, a donde huyó Elías era una región dependiente de Sidón, de donde casualmente provenía Jezabel. El Señor escondió a Elías en sus “propias narices” y ella no pudo encontrarlo por buscarlo en Israel.

_

Cabe señalar que todas estas naciones fueron conquistadas parcialmente por Asiria, posteriormente fueron sometidas por Babilonia con Nabucodonosor como rey, y tras la caída de ésta nación, pasaron bajo el régimen de Persia, con Ciro como dirigente. Desde esa dominación, ninguna de ellas volvió a recuperar su identidad, ni siquiera Israel.

_

En la segunda parte hablaré de los enemigos “externos” (por llamarlos de algún modo). Estos son potencias que vinieron desde lejos para dominar a los pueblos (Egipto, Siria, Asiria, Babilonia, Persia y Media).

 Hay mucho que decir pero esto sólo es un esquema rápido. Espero les haya servido para encaminarlos a mayores descubrimientos. Dios los bendiga y les de sabiduría.

About these ads
Etiquetado , , , , , , , , , ,

8 thoughts on “Los enemigos de Israel (parte 1)

  1. jaime alberto parada ibarra dice:

    ciertamente el hombre aún no puede liberarse de ciertos “seudofundamentos” que se tornan patológicos. La Biblia de repente nos muestra cosas que uno como ser humano nunca podría hacer. El hecho es que muchos seres humanos creen aún que Israel es el Pueblo de Dios y los Palestinos son hijos del demonio hoy satanizados por los EE.UU., como terroristas simplemente terroristas y por tal hay que acabarlos. Ellos el Pueblo de Dios que ha cohesionado una fortísima ideología sionista, tiene muchos seguidores y de verdad, hoy día las barbaries del Ejercito Israelita, son tomadas como victorias santas y que el Pueblo Israelí tiene que vencer y eregirse como el salvador de los tiempos.

  2. Mariana Abreu dice:

    Excelente. En estos tiempos necesitamos mas de personas como usted. Dios lo bendiga

  3. elias dice:

    la historia es como el viejo testamrnto

  4. veronica dice:

    SI ME GUSTA, Y ESTO HACE QUE DESEE SABER MAS, PERO QUISIERA SABER, +

  5. Helen Cristina Medina Bertrand dice:

    Excelente, hermano! me gusta su aporte y me encantaría conocer la segunda parte. Bendiciones.

  6. Duarte dice:

    Muy bueno hermanoo Dios te bendiga y siga poniendo en ti tanto el querer como el hacer para que se cumpla su perfecta voluntad . Gracias.

  7. Muy Buena tu aportación sigue adelante, haciendo lo mismo. Por cierto ¿ya escribiste sobre los enemigos externos?

    • yaor dice:

      No específicamente… Tendría que definirr si espirituales o terrenales; si en la antigüedad o los contemporáneos. Pero es un buen punto de debemos analizar, considero que son los más peligrosos…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: